Enviar una tarjeta de amistad a mi amigo del alma.

Por tantos momentos compartidos enviar una tarjeta de amistad.

Entre amigos de verdad el amor es verdadero y eterno, enviar una tarjeta de amistad por el simple hecho de hacerlo, de agradecer todas las experiencias compartidas, por habernos acordado de nuestro amigo del alma hoy al ver en el armario ese jersey que siempre nos pedía prestado, porque hemos encendido la radio de camino al trabajo y sonaba su canción favorita…no se necesita un motivo para enviar una tarjeta de amistad a esa persona que siempre está cuando la necesitamos. La espontaneidad es una característica de la amistad y la libertad que nos hace sentir un amigo nos da el poder para actuar como creamos conveniente.

Un amigo verdadero estará siempre en mi corazón.Un amigo, esa persona capaz también de llevarnos la contraria, de crisparnos los nervios, de sacarnos de nuestras casillas pero que en el fondo de nuestro corazón adoramos porque sabemos que cuando un amigo de verdad actúa siempre lo hace por nuestro bien, en nuestro beneficio. La amistad es un preciado bien y como tal lo hay que valorar, reconocer y también agradecer porque a todos nos gusta que de vez en cuando nos den las gracias por simplemente estar ahí.

Pulsa para compartir tu postal personalizada

Espera un momento... Estamos creando tu postal personalizada para que la puedas compartir

Entre amigos nos sentimos seguros, no hay necesidad de fingir o de disimular nuestro estado de ánimo. La amistad es ese estado maravilloso de entendimiento mutuo, afecto, respeto, comprensión…

La lealtad que nos demuestra un verdadero amigo nos hace quererlos como si de un miembro de nuestra familia se tratase o a veces incluso más.

Una simpática ranita para decir a alguien que lo quieres.Enviar una tarjeta de amistad que podemos modificar adaptando el texto para que encaje perfectamente en lo que queremos expresar y que con solo pulsar el botón azul vamos a compartirla en nuestras redes sociales para conseguir nuestro propósito de sorprender a nuestro mejor amigo y pintarle una sonrisa en el rostro.