Conejo de Pascua para tus postales personalizadas de Semana Santa.

Envía postales con un lindo conejo de Pascua.

Un simpático conejo de Pascua es el protagonista de las postales de Semana Santa que quieres enviar a tus más allegados.

Durante todo el invierno has planeado las vacaciones primaverales con la ilusión de poder desconectar de tu rutina.

postales de semana santa con conejo de pascua

No sin antes desear unas felices vacaciones a todos tus amigos que como tu, están deseando tomarse un respiro.

Puede que tengas planes para ir a ver a la familia, de una escapada a la montaña o al mar.

 

Quizás te tomes esos días para descansar en tu casa y hacer cosas sencillas que por falta de tiempo no sueles hacer.

De todos modos, estás feliz por la llegada de la semana de conmemoración por la muerte y resurrección de Jesús.

Donde el conejo de Pascua debe su origen a que, según la leyenda, estuvo encerrado en el sepulcro junto a Jesús.

Habiendo presenciado su resurrección, era tal la alegría, que corrió a contarlo a todos los fieles.

Al carecer de habla, buscó una manera de comunicarlo, con huevos de colores por ser un símbolo de vida.

De ahí que en Pascua, sea tradición pintar huevos y esconderlos para que los niños jueguen a buscarlos.

Hoy en día los huevos son de chocolate, aunque decorar huevos, sigue siendo una opción muy divertida para hacer con los peques durante estos días sin cole.

Porque no se trata solamente de mantener las tradiciones para las generaciones futuras.

Cuando tienes muestras de aprecio hacia los tuyos mantienes también viva la unión entre personas que se quieren.

Al igual que felicitar un cumpleaños, ofrecer tu apoyo cuando sabes que un amigo no está pasando un buen momento…

Un conejo de Pascua llevando tus mejores deseos para la Semana Santa es un detalle que no querrás dejar de hacer.

Pulsa para compartir tu postal personalizada

Espera un momento... Estamos creando tu postal personalizada para que la puedas compartir

En Pascua todos tienen un hueco en tu corazón.

imagen del conejo de PascuaEl conejo de Pascua de tus postales está lleno de gozo y felicidad. Y eso es exactamente lo que deseas para todos.

En la vida, siempre en continuo movimiento, hay que saber aprovechar las ocasiones para disfrutar.

 

Compartir bonitas postales como recordatorio de un día mágico, en el que hace mucho, mucho tiempo, Jesús resucitó…

Es mostrar que a pesar de los problemas, siempre habrá momentos de alegría que no se deben desaprovechar.

Quizás al ver el simpático conejo saliendo de su guarida todos se animen a celebrar el domingo de Pascua.

Decorar huevos, esconderlos y jugar a vivir intensamente.