Poemas para abuelos en lindas postales con flores.

Dedicar postales con lindos poemas para abuelos.

Postales con poemas para abuelos.¿Acaso no es una buena idea hacer postales con poemas para abuelos?.

Ellos seguro que se alegrarán al recibir una bonita muestra de cariño.

Para que lleguen a comprender lo importantes que son para la familia sintiéndose queridos.

Y que sepan que sus nietos siempre los tienen presentes en sus corazones, aunque no lo demuestren muy a menudo.

Porque los abuelos son esas personas que saben de ofrecer amor sin esperar nada a cambio.

Puede que sea porque han vivido lo suficiente para saber que, con amor todo se puede superar.

Con tan solo pararnos a pensar 1 minuto en todo lo que han hecho por nosotros…

Más bien tendríamos que enviar una postal con palabras de agradecimiento diaria!.

Los abuelos son maravillosos, porque escuchan y muestran interés genuino en lo que tienes que decir.

Pulsa para compartir tu postal personalizada

Espera un momento... Estamos creando tu postal personalizada para que la puedas compartir

¿Dónde podemos encontrar poemas para abuelos chulos?.

Hacer postales con poemas para abuelos.Siempre podemos buscar lindos y originales poemas para abuelos de libros con frases célebres.

Que podríamos plasmar en imágenes flores como ésta, para el “día de los abuelos“.

Aunque para decir un te quiero abuelo no hace falta esperar ninguna fecha en especial.

Ya que especial es lo imprevisible, lo intangible, es un sentimiento, es esa conexión especial de energías…

 

Y hacer una postal personalizada con dedicatoria para abuelos es el detonante perfecto para hacer de hoy un día maravilloso.

Quién me quita de hacer una postal en la que escribir una estrofa de alguna de mis canciones favoritas.

Como la canción llamada “mi héroe” de Antonio Orozco.

Porque sinceramente, todos deberíamos tener a nuestros abuelos en un pedestal (si lo pensamos, los abuelos son héroes).

Pero por valorar todo lo que han hecho por todos nosotros en la medida que han podido.

Y ahora que algunos nietos nos hemos convertido en padres comprendemos muchas más cosas.

Tanto trabajo, tanta paciencia, tanta generosidad…

Aunque ellos se fijarán mucho más allá de lo que podamos decir con palabras.

Con ese sexto sentido (experiencia) que siempre supimos que tenían y del que nunca alardearon.